Mi Amiga Invisible en el #PatioDeColegioTuitero December 30 2014 11 Comentarios

     Todos sabemos que la Navidad es tiempo de estar con la familia y amigos, un tiempo cargado de emociones, de ilusiones... Pues estas Navidades siempre las recordaré por una iniciativa muy bonita y divertida que hemos llevado a cabo un grupo de "twitteramiguis": ¡¡el Amigo Invisible!! En nuestro caso, una Amiga Invisible que nos ha mantenido en vilo no sólo por saber quién era nuestra AMI, sino porque más de una hemos estado rezando para que nuestro paquete llegase sano y salvo a su destino... 

     Sí, sí...ya sabemos que no hemos descubierto América... Lo divertido de nuestra Amiga Invisible es que cada una de nosotras vivimos en distintas ciudades y que apenas nos conocemos. Emprendedoras, artesanas, blogueras... un poutpourri de lo más variopinto. Algunas hemos tenido más contacto en Twitter, o bien, nos hemos conocido en persona... pero la mayoría de todas nosotras nos conocemos a través de unos cuantos tweets y poco más; así que teníamos una mayor dificultad a la hora de elegir el regalo...

     ¿Y quienes fueron mis AMIS? Pues unas personitas maravillosas: Les Antòines (dos hermanas estupendas) y Livy, de Funkypatch.

     Les Antòines fueron las encargadas de enviarme mi regalo sorpresa y tuve la suerte que el mío fue el primero en llegar... bueno, o quizá no tanta suerte porque eso de esperar a abrirlo...joooooooo... noooooooooooooo... así que ya me podéis imaginar abriendo el paquete como una posesa y ¡oh! nooooooo... ¡no puedes hacerlo! ¡PARAAAAA...! tienes que esperar a que les lleguen a las otras sus regalitos... ¡Hale! A esperar...

                                                  

     Hasta que mi impaciencia no pudo más y abrí ese paquete... Y cuál es mi sorpresa cuando me encontré con otro paquetito y una estupenda felicitación navideña. Así no me quedó duda de quiénes eran mis Amigas Invisibles: Les Antòines, y así no me quedó más remedio que contenerme un poco más en abrir el paquete... 

                                                  

     Pero ya no pude resistirme más cuando ví que a las demás les iban llegando sus regalitos y los abrían... Lo abrí y ¿qué me encontré? una estupenda taza decorada por ellas mismas. Porque aquí donde las veis, Les Antòines son unas artistas de las manualidades: patchwork, scrapbooking, ganchillo... No hay nada que se les resista y si queréis comprobarlo, os animo a pasaros por su blog: http://lesantoniesblog.blogspot.com.es/

                                   

     ¿Cómo supieron que me gustan las tazas? ¿Que me encanta tomar té de vez en cuando? Pues no lo sé pero sólo puedo decir que mi regalito me encanta y que ha pasado a formar parte de mi colección de tazas. Y si os fijáis en el papel de regalo  y en la felicitación también están pintados por ellas. Lo que os digo: ¡¡son unas artistas!!

     ¿Y a quién le envié yo una sorpresita? A Livy, de Funkypatch. Livy es una amante del patchwork, al que dota de un toque moderno y superdivertido que a mi me apasiona. Tuve la suerte de conocerla un día que pasó a verme a un market en el que participé en Madrid y lo que más me gustó de esta italiana, afincada en Madrid, es su alegría. Una alegría que transmite en cada una de sus creaciones y por eso le regalé un detallito lleno de luz y color, un... ¡ay, que no puedo decíroslo! Si queréis saber qué es lo que le regalé a Livy, tendréis que pasar por su blog: http://www.funkypatch.com    

     Eso sí, os puedo contar un poco de la aventura que corrió mi paquetito. Obviamente, lo envié por Correos pero por hacer la gracia, dije que estuve a punto de tirarlo al río Duero, que pasa cerca de mi casa, y no veáis las risas porque, claro, el Duero desemboca en Portugal y no pasa por Madrid... ayayayayyyyyyy... Cuando vi que mi paquetito no llegaba a su destino...

                                                  

     Y hasta aquí esta bonita historia de Navidad. Sólo desearos que disfrutéis de cada pequeño momento que podáis, porque al fin y al cabo la vida está hecha de pequeños momentos y esos son los que nos llevan a los grandes momentos   :)

     Y agradecer a mis Twitteramiguis los momentos tan divertidos que pasamos en Twitter y fuera de él, porque no hay nada como desvirtualizar a alguien y darle un achuchón  ;)

     ¡Felices fiestas a todos!